Dificultades de relación social

Las habilidades sociales son conductas que emite un individuo dentro de un contexto social y en el cual es capaz de expresar emociones, sentimientos, deseos, derechos etc. de forma adecuada, respetando siempre la opinión y conducta de los demás. Su objetivo sería la potenciación de las consecuencias favorables y la minimización de las desfavorables.

Según Lazarus (1973) las cuatro dimensiones conductuales que engloban las habilidades sociales serían:

  • La capacidad de decir no
  • La capacidad de pedir favores y hacer peticiones
  • La capacidad de expresar sentimientos positivos y negativos
  • La capacidad de iniciar, continuar y acabar conversaciones

Podemos distinguir tres bloques en función del tipo de habilidad.

Habilidades emocionales

  • Identificar y etiquetar sentimientos
  • Expresar los sentimientos
  • Evaluar la intensidad de los sentimientos
  • Controlar los sentimientos
  • Demorar la gratificación
  • Controlar los impulsos
  • Reducir el estrés
  • Conocer la diferencia entre los sentimientos y las acciones

Habilidades cognitivas

  • Hablar con uno mismo: mantener un dialogo interno como forma de afrontar un tema, u oponerse o reforzar la propia conducta
  • Saber leer e interpretar indicadores sociales: reconocer, por ejemplo, las influencias sociales sobre la conducta y verse a uno mismo bajo la perspectiva más amplia de la comunidad
  • Dividir en pasos el proceso de toma de decisiones y de resolución de problemas: por ejemplo, dominar los impulsos, establecer objetivos, determinar acciones alternativas, anticipa consecuencias, etc.
  • Comprender el punto de vista de los demás
  • Comprender las normas de la conducta (lo que es y lo que no es una conducta aceptable)
  • Mantener una actitud positiva ante la vida
  • Conciencia de uno mismo: por ejemplo, desarrollar esperanzas realistas sobre uno mismo

Habilidades de conducta

  • No verbales: comunicarse a través del contacto visual, la expresión facial, el tono de voz, los gestos, etc.
  • Verbales: enviar mensajes claros, responder eficazmente a la crítica, resistir las influencias negativas, escuchar a los demás, participa en grupos positivos de compañeros
  • Capacidad de hablar en público
  • Disculparse o admitir ignorancia
  • Capacidad de solicitar un trabajo
  • Rechazar peticiones

 

Empatía

La empatía es la capacidad de identificarnos con la persona o las personas con las cuales nos relacionamos de tal manera que podamos comprender sus emociones y/o sentimientos.

A partir del momento en que aceptamos la importancia, la centralidad del /de los receptor/es, de las personas que comparten la escena con nosotros, dejamos de sentirnos el eje de los actos comunicativos, de los "momentos de vida" en que participamos.

Test de asertividad

  1. Ante una o más personas, ¿te cuesta expresar tu opinión cuando no coincide con la de ellos?
  2. Ante un trato que consideras injusto, ¿tienes dificultades para exponer tranquilamente tus derechos?
  3. ¿Tiendes a esconder tus sentimientos por temor a ser rechazado/a?
  4. ¿Te resulta difícil tomar la iniciativa en expresar tus deseos?
  5. Si la conducta de otro te molesta, ¿te cuesta decírselo y pedirle que cambie su manera de proceder?
  6. ¿Te molesta recibir un halago o un favor?
  7. ¿Te incomoda pedir un favor que, por otro lado, estarías dispuesto/a a hacer sin demasiada dificultad?
  8. Frecuentemente, ¿sientes que los demás se aprovechan de tu tendencia a complacerlos?
  9. ¿Sueles inhibir la expresión de tus ideas u opiniones por temor a perder la simpatía de los demás?
  10. Cuando decides expresar a otros tu postura o desacuerdo ante algún hecho, ¿sueles sentirse tenso/a o perder el control de tus emociones?
  11. ¿Temes a una reacción de rechazo por parte de los demás, ante la oportunidad de expresar tu punto de vista sobre algún asunto?
  12. ¿Sueles sentirte abatido/a ante una crítica recibida sobre alguna de tus actuaciones?
  13. ¿Frecuentemente te defiendes justificándote o negando la evidencia ante una crítica?
  14. ¿Te sientes marcadamente inseguro/a e incómodo/a al relacionarte con alguna persona de autoridad?
  15. En varias ocasiones, ¿has sufrido una reacción emocional desmesurada por la sensación de que los demás abusan de tu tendencia a "aceptarlo todo"?
  16. ¿Es poco frecuente que expreses tus opiniones, aceptando y atendiendo a los diferentes puntos de vista de los demás?
  17. ¿Eres capaz de negarte a realizar un favor que te pidan y que no deseas hacer?
  18. ¿Siente con frecuencia que no tienes los mismos derechos que los demás?
  19. ¿Te suelen tener por una persona agresiva o despiadada cuando decides decir lo que piensa?
  20. ¿Tienes un bajo auto concepto de ti mismo?
  21. ¿Crees haber aceptado, en varias ocasiones, situaciones inadmisibles?
  22. Cuando decide expresar su desacuerdo u opiniones a los demás, ¿suelen sentirse agredidos, dolidos, o reaccionar defendiéndose de lo que consideran un ataque personal?

Si has contestado afirmativamente a gran parte de las preguntas, es probable que carezcas de las habilidades asertivas necesarias para comunicarte cómodamente con los demás. Recuerda que cuando eso sucede, la persona puede actuar por defecto (inhibiéndose) o por exceso (agresivamente), y en muchos de los casos, oscila de uno a otro extremo.

En caso de carecer de asertividad suficiente, un aprendizaje apropiado puede devolverte la estabilidad.