Sexologos Barcelona - Tratatamiento Vaginismo - Anorgasmia - Terapia Impotencia y Disfuncion Erectil

Psicología y Sexología.

Confusión de orientación sexual (Homosexualidad)

ORIENTACIÓN SEXUAL
 

La orientación consiste en las preferencias sexuales del individuo. La cuestión no es si uno se siente "hombre" o "mujer", sino si a uno/a le atraen sexualmente los hombres o las mujeres. En este sentido distinguimos entre homosexuales, heterosexuales y bisexuales, dependiendo de si las preferencias o deseos sexuales básicos se dirigen respectivamente a personas del mismo sexo, del sexo contrario, o indistintamente a ambos sexos. La orientación es un elemento que se perfila claramente a partir de la pubertad o adolescencia y puede sufrir cambios a lo largo de la vida de una persona. Por el contrario, la identidad es algo más firme e íntimamente constituido y de origen más remoto en el desarrollo evolutivo. Las personas homosexuales no tienen una identidad sexual anómala. Por el contrario, al igual que los heterosexuales, se siente firmemente "hombres" o "mujeres", pero sus preferencias o deseos y fantasías sexuales se inclinan hacia personas del mismo sexo. Un hombre homosexual no quiere ser mujer, ni tiene una identidad sexual confusa. Por el contrario, normalmente es un individuo que se siente pertenecer al sexo "masculino", pero se siente atraído por hombres o tiene actividades sexuales con éstos.

HETEROSEXUALIDAD

La mayoría de las personas en su educación tienen una orientación heterosexual, es decir, se da por hecho que a las chicas van a sentir atracción por los chicos y viceversa. Esta orientación educativa esta íntimamente ligada a la creencia de que los niños y las niñas seguirán una vía natural de comportamiento típicamente masculino o típicamente femenino, como si estos patrones de comportamiento estuvieran biológicamente determinados por el sexo.

Por otra parte, la familia es la unidad social por excelencia, y para que se cree una familia y puedan tener descendencia de una forma natural, la pareja deberá estar constituida por un hombre y una mujer. Esto ha llevado a determinar la unión heterosexual, de hombre y mujer, como una unión "normal" sexualmente hablando, pero las personas que sienten otras inclinaciones no pueden ser consideradas "raras" o "anormales".

HOMOSEXUALIDAD

La homosexualidad puede definirse como la atracción sexual o interacción entre personas del mismo sexo, y no describe una población uniforme, ya que los hombres y mujeres con esta orientación constituyen un grupo tan diferente como los heterosexuales, desde los puntos de vista de educación, ocupación, estilo de vida, características de personalidad y apariencia física.La palabra homosexual se puede usar para describir la orientación de los hombres y mujeres que prefieren parejas del mismo sexo. No debe, sin embargo, utilizarse para describir a dichas personas. La mayoría de las personas son heterosexuales, porque prefieren a parejas de sexo distinto al suyo, y las describimos como "personas", no como "heterosexuales", a no ser que estemos hablando específicamente de su orientación sexual. Hay personas heterosexuales y personas homosexuales, de la misma manera que hay ricos y pobres, gordos y delgados, altos y bajos, negros y blancos, etc. El elemento común es que son "personas"; las características secundarias que pueden tener, son simplemente esto: secundarias. El identificar a la gente que es homosexual por su elección de pareja implica reducir las complejas dimensiones de su humanidad a un mero interés sexual. Lo primero que hay que aclarar es que no hay actos que sean propiamente homosexuales.

Los homosexuales hacen el amor de una forma parecida a como lo hacen los heterosexuales. El único acto que no es posible para los hombres y las mujeres homosexuales es, naturalmente, la introducción del pene en la vagina. En lo demás, las diferencias son solo de matices.

BISEXUALIDAD

La bisexualidad es la orientación mediante la cual la persona consigue satisfacción sexual y

emocional con miembros de ambos sexos. La bisexualidad es una orientación permanente, si bien el relacionarse con ambos sexos puede estar limitado a un periodo en particular. Tanto los hombres como las mujeres pueden ser bisexuales. Muchos sexólogos aceptan hoy día la bisexualidad como una orientación tan genuina como la heterosexualidad y la homosexualidad. Los bisexuales no son personas cuya orientación primordial sea la homosexualidad pero que tienen alguna actividad heterosexual; tampoco son personas con orientación heterosexual pero que tienen alguna actividad homosexual. Dicho esto, es importante reconocer que hay pocos estudios científicos sobre bisexualidad y que las descripciones de bisexualidad se basan mucho en generalizaciones y aproximaciones.Se desconoce el origen de la bisexualidad en ciertas personas, al igual que cualquier orientación sexual, aunque muchas veces se atribuye a la relación con el padre o con la madre. Otros investigadores creen que la respuesta está en el efecto de ciertas personas en el cerebro del niño cuando aún esta en el vientre materno. Otros creen que no hay necesidad de buscar las raíces de la bisexualidad, puesto que niegan su existencia: creen que los bisexuales son homosexuales que niegan su orientación. Otros investigadores creen que todos nacemos con una capacidad para relacionarnos con ambos sexos, pero que dicha capacidad pasa a socializarse en heterosexualidad o en homosexualidad, quedando sólo una minoría en la bisexualidad.

Instituto de Psicología y Sexología Impronta. Todos los derechos reservados 2009.